domingo, 3 de mayo de 2015

CREMA DE VERDURAS SALUDABLE

Me esta costando cada vez más sacar un hueco para ésto del blog! No es que dejase de cocinar ni mucho menos, pero cada día se me lía un poco más la cosa y siempre acabo dejando para otro día las cosas no urgentes, "osease" el blog, salir a correr, ordenar mi armario, llamar a un "paisano" para que nos haga un presupuesto de una obra que queremos hacer en casa, tomarme una cañita con mi amiga Pepa.... Vamos, que entre trabajo de oficina que hago por las tardes, preparar menús, comidas, compra, extra escolares, "el libro viajero" de mi hijo Jaime (esto va pa Sonia y Cova jejeje), el "mundo marino" del peque (hoy toda la mañana cogiendo bígaros en las rocas de Luarca pa que el chiquillo los llevara mañana cocidos y los probaran los niños del cole, y va y se me pone malo por la tarde... con lo cual.. Mañana me como yo los bígaros!!)... En fin, queridas madres, que no se vosotras, pero yo tengo muuuuuy claro que me merezco mas que un día al año, así que en vez de Feliz día de la madre, os deseo FELICES 365 DÍAS DE LA MADRE.

Y ahora al grano! En esta crema de verduras, que no tiene ciencia alguna, he añadido, además de la quinoa que os presenté en mi última entrada al blog, semillas de lino o linaza. Si buscáis en Google, encontrareis infinidad de entradas sobre los beneficios que aporta incluir esta semilla en vuestra dieta. Eso si, es importante comerla molida, porque sino no conseguiremos absorber todas sus propiedades. Yo la compre en Mercadona, y la triture en la Thermomix como hago con el azúcar glass, podéis hacerlo también en un molinillo de café por ejemplo. Probadla, aporta poco sabor en ésta receta, pero es otro superalimento que incluimos en nuestra dieta desde ahora!



INGREDIENTES
  • .1 puerro
  • 400 grs de patata
  • 150 grs de zanahoria
  • 2 ramas de apio
  • 150 grs de calabaza
  • 50 grs de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 1 litro de agua
  • 1/2 vaso de Quinoa
  • Semillas de lino trituradas (una cucharadita por comensal)

PREPARACIÓN
  1. Ponemos el agua a hervir con las verduras peladas y troceadas. Una vez que rompa el hervor, bajamos el fuego, tapamos la cacerola y dejamos cocinar aproximadamente 45 minutos.
  2. Mientras tanto, ponemos en otra cacerola a hervir triple de agua que de Quinoa. Cuando empiece a hervir añadimos la quinoa y dejamos a fuego suave 15 minutos. Pasado ese tiempo colamos y reservamos.
  3. Una vez pasen los 45 minutos y estén las vedaras cocidas, echamos sal al gusto y el aceite y trituramos hasta que quede lo mas fino posible. Luego lo pasamos por un chino para quitar los hilillos que puedan quedar del apio.
  4. Servimos con unas cucharadas de quinoa y un poco de semillas de lino por encima.