domingo, 5 de octubre de 2014

CONEJO GUISADO

¡Segunda vez que intentó hacer conejo! Y ésta vez, si que sí!
Tengo a mi marido todo el día haciendo campaña por la comida sana, el deporte, la quinoa, el té Kukicha... Uffff fué llegar a los 40 y me tiene toldía abrasada con estos temas! 
Fijaos como será que yo que siempre fui deportista en su justa medida, me estoy planteando correr una media maratón!!  ¿Qué os parece?
Pues en el tema de la alimentación, estamos el conejo y yo empezando a descubrirnos. La primera vez, lo metí en el horno y no! Al menos a mi personalmente, no me gustó NADA DE NADA, (por eso ni aparece por el blog). Pero le di una segunda oportunidad, ya que es verdad que es una carne rica en proteínas, minerales, vitaminas y encima sin grasas, dicen que la carne de los deportistas, y además de todo ésto, está muy bien de precio.
Así que animaos a probarla, preparado de ésta manera está muy bueno, y desde aquí le doy las gracias a "michurri" por convencerme!!


INGREDIENTES
  • 1 conejo troceado
  • 2 pimientos verdes de freír
  • 1 zanahoria
  • 2 cebolletas
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 ramita de Romero
  • Sal
  • 1/2 vaso de vino blanco (yo uso vino blanco semi dulce L'Antigon que compro en Mercadona)

PREPARACIÓN
  1. En la cacerola donde vamos a preparar en conejo, cubrimos el fondo de aceite, y cuando este caliente doramos los trozos de conejo por todos los lados, los sacamos y reservamos.
  2. En ese mismo aceite, ponemos la cebolleta picada muy fina, y la dejamos tapada y a fuego suave a sudar durante 15 minutos.
  3. Incorporamos el pimiento también muy picado y la zanahoria en trocinos, y lo dejamos todo otros 15 minutos.
  4. Ahora colocamos los trozos de conejo y echamos por encima el vaso de vino. Lo ponemos a fuego fuerte hasta que se evapore el alcohol (esto es, cuando deje de oler a vino). Y añadimos la ramita de Romero.
  5. Ahora lo ponemos a fuego suave (yo lo pongo al 2) y lo tenemos más o menos 45 minutos.
¡Está bueníííísimo, lo podéis acompañar de ensalada o con unas patatinas fritas que de vez en cuando no vienen mal!