domingo, 2 de marzo de 2014

GRATINADO DE BROCOLI Y COLIFLOR

Hoy hice éste plato para comer, la verdad que siempre que lo hago me recuerdo a mí misma que debería hacerlo más a menudo, pero son de esas comidas que te acuerdas de pascuas a ramos. Bueno, no tiene mucha ciencia, pero al menos espero que os de una idea para esos días en los que no se nos ocurre que cocinar....





INGREDIENTES
  • 1 brócoli
  • 1 coliflor (yo usé media, porque era muy grande)
  • 4 lo lonchas de jamón York o de bacon (está más rico con bacon, pero también es más calórico)
  • 2 patatas grandes
  • 3 huevos cocidos
  • 3 dientes de ajo
  • Un poco de aceite de oliva
  • Leche
  • Harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal
  • Nuez moscada (opcional)
  • Pimienta negra molida
  • Queso rallado o queso especial para gratinar
PREPARACIÓN
  1. Cocemos el brócoli y la coliflor. Si tenéis la opción de hacerlo al vapor, queda mucho mejor y no pierden apenas las vitaminas. La coliflor, la ponéis en ramilletes una vez el agua (con sal) este hirviendo, más o menos, en 10 o 15 minutos está lista. El brócoli, con 7 minutos queda listo. Pero lo mejor es que lo probéis para que esté a vuestro gusto. A mí me gusta que quede al dente.
  2. Cocemos la patata una vez pelada y cortada en gajos grandes, en agua con sal.
  3. Colocamos el brócoli, la coliflor, las patatas y los huevos cocidos partidos en gajos, en una fuente.
  4. Echamos aceite en una sartén cubriendo el fondo, y cuando esté caliente doramos los ajos una vez pelados y cortados en trocinos pequeños. Incorporáramos el bacon cortado en tiras o el jamón York y echamos por encima de las patatas, las verduras y el huevo.
  5. Ahora hacemos una bechamel. En la misma sartén donde doramos los ajos con el bacon, ponemos una par de cucharadas de mantequilla a derretir. Añadimos un par de cucharadas colmadas de harina y removemos bien con una cuchara de madera. Se nos va a formar una pasta, empezamos a echar leche poco a poco y sin parar de remover. Seguimos echando leche hasta que veamos que nos queda una consistencia cremosa y ligera, ya que lo que queremos es una bechamel de cobertura. Añadimos media cucharadita de nuez moscada y un poco de pimienta. Si veis que la bechamel no os quedo muy cremosa, podéis pasarla por la batidora, así os aseguráis que no os queda ningún grumo!
  6. Echamos la bechamel por encima de las verduras, cubrimos de queso y gratinamos en el horno o microondas hasta que esté dorado por arriba.
¡Espero que os guste!