sábado, 8 de febrero de 2014

GALLETAS DE MANTEQUILLA DANESAS

Ya sabéis que todas las semanas intento hacer algo casero para que mi hijo Jaime lleve al cole, se lo alterno con galletas tipo Maria, tortitas de arroz, magdalenas, incluso el otro día me animé a hacer bollinos preñaos, que cualquier día de éstos, en cuanto mejore la receta del pan para que dure más días fresco, os lo subo al blog.
El caso es que como mi padre sabe que estoy todo el día haciendo galletas y estas cosas, me paso una receta que vio en la web Recetas de Rechupete ,  y la verdad que las hice el sábado pasado y el martes no quedaba ni una!
Os ánimo a que las hagáis, de sabor son igual que las típicas galletas danesas de la lata azul que tienen en Lidl.



INGREDIENTES
  • 250 grs de mantequilla (yo use la de Hacendado de Mercadona)
  • 150 grs de azúcar
  • 350 grs de harina de trigo (yo utilice una de Gallo especial repostería)
  • 1 cucharadita de vainilla azucarada (compro siempre Vahiné) podéis usarla también sin azucarar.
  • Azúcar para espolvorear (opcional) yo no lo hice.
PREPARACIÓN
  1. Ponemos la mantequilla a ablandar 5 segundos en el microondas, y lo ponemos en un bol. Incorporamos el azúcar y batimos mucho con un tenedor hasta que quede como una crema ( a punto de pomada). Añadimos la vainilla y removemos bien para que se integre.
  2. Echamos la harina y lo batimos todo bien con el tenedor inicialmente, y luego con las manos hasta formar una pelota.
  3. Dividimos la masa en dos mitades y les damos forma de churri grande, tal como veis en la foto. Lo envolvemos con film transparente como si fuera un caramelo y lo metemos en la nevera 2 horas para que endurezca.
  4. Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180° con opción ventilador si tenéis, o calor arriba y abajo.
  5. Sacamos la masa de la nevera, quitamos el film y cortamos rodajinas como si fuera un chorizo de más o menos 1/2 centímetro de grosor.
  6. Colocamos las galletas en la bandeja de horno sobre papel de horno (sulfurizado) y las horneamos aproximadamente 10 minutos o hasta que las veáis doradas.
¡Están buenísimas, además salen un montón!