viernes, 7 de febrero de 2014

CALABACINES RELLENOS

¡Esta receta me encanta! Además como admite un montón de cosas podéis hacerla con lo que tengáis de sobra en la nevera, jamón York, Serrano, salchichas... Yo lo hice con carne de pavo y pollo que había comprado para otra receta que al final no hice, así que como ya la había descongelado pues la aproveché para ésto. Usé también unos champiñones que me habían sobrado de una guarnición del día anterior. Os voy a dejar la receta de los champis también, si queréis los hacéis y se lo agregáis, y si no los echáis directamente en crudo.
Ya me contaréis si os gustaron.....


INGREDIENTES

Para los champis al ajillo: (si optáis por ponerlos crudos solo tenéis que comprar un puñado de champis, si los ponéis al ajillo, hacer la bandeja entera y así tendréis guarnición para otro plato!)
  • Una bandeja de champiñones fileteados
  • Media cebolla no muy grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un chorrín de vino blanco
Para los calabacines:   
  • 2 calabacines grandes
  • 1/4 de bandeja de champiñones (si optáis por no hacerlos al ajillo )
  • 1 puerro (sólo la parte blanca)
  • 1/2  pimiento verde (si es muy grande, ponéis 1/4)
  • 400 grs de carne picada de mezcla pavo y pollo (si compráis en Mercadona, tenéis una bandeja que ya viene así)
  • Queso especial para gratinar
  • Aceite de Oliva Virgen Extra 
  • Media cucharadita de café de comino molido
  • Sal 
PREPARACIÓN

Si preparáis los champis al ajillo:
  1. Ponéis en una sartén aceite que cubra el fondo, y añadís la cebolla muy picada y los dientes de ajo muy picados también.
  2. Dejáis 10-15 minutos a fuego suave que poche bien, añadís ahora los champiñones y lo dejáis pochar otros 10 minutos todo junto. Saláis.
  3. Añadimos la cucharadina de pimentón y los removemos bien. Lo dejamos otros 5 minutos a fuego suave.
  4. Ahora echáis el vino y dejamos a fuego fuerte que evapore el alcohol, dejarlo unos 5 minutos y listo!
Vamos con los calabacines:
  1. Laváis bien los calabacines, los partís longitudinalmente y los metéis de uno en uno (las dos mitades separadas) en el microondas a potencia máxima durante 5 ó 6 minutos para que ablanden un poco y sea más fácil sacarles la carne.
  2. Mientras tanto, en una sartén o cacerola baja, cubrís el fondo con aceite, picáis el puerro y el pimiento muy fino y lo ponéis a pochar. (Ya sabéis, le damos calor con el fuego fuerte al principio para bajar a casi el mínimo y dejar que se cocine). Lo dejáis pochando 15 minutos.
  3. Mientras tanto sacáis la carne de dentro de los calabacines con una cucharina y con cuidado de no romper la cáscara del calabacín porque luego nos servirá para meter el relleno. Cuando tengáis toda la   carne sacada la picáis y la incorporáis al sofrito. 
  4. Incorporáis también los champiñones ( en caso de que los pongáis en crudo) muy picados y dejáis todo pochar 5 minutos más.
  5. Ahora echáis la carne y la vais cortando con la cuchara de madera para romperla y ayudando a que se integren todos los ingredientes. Cuando veáis que ya cambio de color y esta todo integrado como en la foto, le añadís la sal, el comino y los champiñones al ajillo. Removéis todo, lo dejáis 15 minutinos más y ya esta listo nuestro relleno.
  6. Ahora vamos rellenando los calabacines con el relleno, les echamos el queso por encima y los gratinamos en el micro o en el horno hasta que veáis que están doradinos.
¡Que aproveche!

Notas : si os sobra relleno, podéis usarlo para unos macarrones por ejemplo. Cocéis los macarrones, los mezcláis con el relleno, los cubrís de queso especial para gratinar y otro plato super rico!
Otra idea es utilizar salchichas cortadas en trocitos, o jamón York en dados, o Serrano en dados, o incluso daditos de salmón. Si utilizáis uno de estos ingredientes que os propongo, esos 15 minutos finales de coccion reducirlos a 4 o 5, porque será suficiente.


Esta es la versión para los peques de la casa