domingo, 19 de enero de 2014

MINI MAGDALENAS

Hoy os traigo una idea para la merienda, yo las hice hoy con uno de mis peques para pasar la horrorosa tarde de lluvia en casa. Tengo unos moldes de magdalenas de silicona, y otros de papel (los compre en La Casa), así los de silicona se quedan en casa y los de papel se las pongo para llevar al recreo del cole.
La receta es totalmente copiada de la web Gastronomía y cia ,me regalaron los reyes un libro de recetas de magdalenas y otros dulces, pero son pelín complicadas para hacer con el peque, así que me metí en internet y me encantaron estas que son super sencillas y están muy ricas.
¡Animaros a hacerlas!


Estas son las que hizo Jaime ¿están bien no?

INGREDIENTES

  • 2 Huevos grandes (L)
  • 175 grs de azúcar
  • 60 ml de leche entera
  • 190 ml de aceite de girasol
  • 1/2 sobre de levadura tipo Royal ( en la receta original pone 5 gramos, yo use medio sobre)
  • 210 grs de harina especial repostería ( yo use una especial bizcochos de Mercadona)
  • Un poco de canela en polvo ( echamos muy poco para que no supieran mucho a canela)
  • La ralladura de un limón
  • Una pizca de sal
PREPARACION
  1. Batimos primero los huevos con el azúcar hasta conseguir que aumenté su volúmen.
  2. A continuación añadimos el aceite y la leche y seguimos batiendo.
  3. Añadimos la harina, la levadura, la canela, la sal y la ralladura del limón, y batimos bien para que no quede ningún grumo.
  4. Tapamos el bol con un film transparente y dejamos reposar en la nevera mínimo 1 hora. (Yo lo dejé exactamente una hora y salieron genial).
  5. Pasada la hora, precalentamos el horno con opción ventilador o calor arriba y abajo a 250°.
  6. Vamos rellenando las cápsulas (3/4partes, no las rellenéis hasta arriba que se os desbordarán), y les echamos un poquitín de azúcar por encima. Las podéis rellenar con una manga pastelera, nosotros las rellenamos con una cuchara y no nos salió tan mal!.
  7. Bajamos la temperatura del horno a 210° y las metemos durante aproximadamente 10 minutos o hasta que las veáis crecidas y doradas. ¡Están exquisitas ya veréis!