viernes, 22 de noviembre de 2013

RISOTTO PALADARES

Esta es una receta que intenté copiar hace mucho tiempo de un restaurante (que igual ya ni existe) que se llamaba Paladares en Las Palmas de Gran Canaria. Seguramente estoy a años luz de como lo hacían ellos, pero probando y probando, llegué a éste risotto que me pareció diferente a todos los que suelo hacer.
Y como me gustó mucho, pues me quedé con él en mi recetario, y ¿como lo llame?
¡¡ Pues por el nombre del restaurante que me dio la idea!!
¡Espero que os guste tanto como a nosotros!


INGREDIENTES (4 personas)
  • 24 Gambones (8 son para decorar)
  • 1 tacita de arroz por persona, o sea 4 (calcular siempre unos 100 o 125 grs por persona)
  • 1 bolsa de Rúcula (utilizaréis solo un poco menos de la mitad)
  • 1 bola de Mozzarella de Búfala (si no la encontráis de Búfala, podéis poner de la normal, pero la de Búfala tiene mucho más sabor, y la podéis encontrar en Mercadona, Lidl..)
  • 1/2 cebolla
  • 1 puerro (solo la parte blanca)
  • 4 Pimientos choriceros (podéis sustituirlos también por una cucharada de pimentón dulce)
  • 1/2 vaso de vino blanco (Yo utilizo uno que compro en Mercadona que se llama L´Antigon)
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Sal
  • Queso parmesano rallado (Yo suelo usar Grana Padano y lo rallo en el momento, también lo tenéis en Mercadona o en Lidl)
  • 1 chorrín de Brandy
ELABORACIÓN
  1. Primero tenéis que dejar a remojo la noche anterior los pimientos choriceros. Os recomiendo o partirlos en dos o hacerles unos agujeritos para permitir que entre el agua y se hidraten.(Si utilizáis pimentón, lógicamente os saltáis éste paso)
  2. Ahora vamos a hacer el fumet de gambas. Les quitáis a 16 gambas, las cabezas y las peláis. En una cacerola ponéis un chorrín de aceite y sofreís las pieles y cabezas durante un par de minutos, mientras las freís, ir aplastando las cabezas con un tenedor o una cuchara de madera para que suelten bien el jugo.A continuación echáis el chorrin de brandy y dejáis que evapore el alcohol. Cuando deje de oler a alcohol echáis agua, la cantidad que necesitaremos para el risotto (doble cantidad de agua que de arroz) y como parte se evaporará, echaremos 12 tacitas., y un poco de sal. Lo dejáis unos 15 minutos. 
  3. Pasado éste tiempo, trituráis las cabezas y las pieles con una batidora, y lo coláis por un chino o un colador muy fino. Ponéis de nuevo al fuego y lo dejáis al mínimo de calor para que se mantenga caliente.
  4.  Pochamos la cebolla y el puerro picado fino, aunque no os esmeréis mucho que luego trituraremos, durante 15 minutos. Mientras tanto, abrís los pimientos choriceros. les quitáis las pepitas y sacáis con la punta de un cuchillo la carne que está pegada a la piel . Incorporamos al sofrito y dejamos otros 5 minutos
  5. Añadimos los gambones que dejamos para decorar, y una vez pasados por los dos lados, retiramos para utilizarlos al final. 
  6. Incorporamos ahora el resto de gambones pelados y sofreímos un par de minutos hasta que cambien de color.
  7. Ahora, echamos el arroz y le damos un par de vueltas. 
  8. Incorporamos el 1/2 vaso de vino blanco y dejamos unos minutos hasta que evapore el alcohol.
  9. Empezamos ahora poco a poco a incorporar el fumet, echaremos una taza y removemos, cuando veamos que se está secando, otra taza y removemos... así poco a poco hasta que esté listo. Mas o menos 20 minutos, lo vais probando hasta que esté casi en su punto, ahora ralláis el queso y removeis,  apagáis el fuego y dejáis reposar 5 minutos.
  10. A la hora de emplatar, echáis una cucharada del risotto, por el medio vais poniendo hojas de rúcula y trocitos de mozzarella y otra de risotto. Decoráis con las gambas que reservamos y a la mesa!!!
Aunque parece complicado, es muy fácil, y os puede servir como cena en nochevieja, con unos entrantes especiales y una cremita de nécoras...¡ tenéis listo el menú!