domingo, 20 de octubre de 2013

RISOTTO FUNGI PORCINI DE MI TIO PEDRO

Cumplo mi segunda promesa que os hice cuando comencé con mi blog. Os traigo por fin, sé que alguno lleva esperando por ésta receta desde sus comienzos, el riquísimo Risotto que me enseño mi tío Pedro.
Os voy a poner la receta tal cual, aunque yo cuando no tengo mucho tiempo, la versiono un poco, sobre todo con lo del caldo.
¡¡Pues allá va!!!


INGREDIENTES (4 personas)
  •  1 Ajo puerro
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 bandeja de champiñones laminados
  • Arroz redondo (un pocillo por comensal + 1 por si acaso...)
  • Queso parmesano en polvo (con el grana padano sale muy rico)
  • Aceite de Oliva
  • Mantequilla (1 cucharada)
  • 1 chorro de vino blanco
  • Sal
  • PARA EL CALDO: 1 puerro+1 zanahoria+1 hueso de ternera+5 costillas de cerdo
PREPARACIÓN
  1.  Empezamos haciendo el caldo. Si no lo queréis hacer, siempre queda la opción rápida del caldo hecho con la pastillita de  Avecrem doble caldo. Ponéis en una olla rápida con abundante agua fría, todos los ingredientes. Lo ponéis a fuego medio con la olla abierta y vais desespumando todas las impurezas que pueda generar. Tapáis la olla y lo mantenéis al fuego una media hora, y cuando ya baje la válvula o como es el caso de mi olla, deje de salir vapor, la abrís y lo dejáis cocer a fuego medio mas o menos otra media hora. Coláis y reserváis al fuego para utilizarlo en caliente.
  2. Ahora ya vamos con el arroz. Ponéis a calentar el aceite y la cucharada de mantequilla, cuando esté caliente, incorporáis el puerro y los pimientos cortados en trocitos muy pequeños. Lo dejáis pochar 20 minutos a fuego muy suave. 
  3. Incorporáis los champiñones (si tenéis boletus ya sería el colmo!) también muy picadinos y los dejáis 10 minutinos más.
  4. Añadís 4 cucharadas colmadas de queso en polvo y revolvéis bien para que se integre.
  5. Ahora echáis el vino blanco y lo dejáis que evapore, removiéndolo bien.á
  6. Una vez que tengáis ya esta salsa hecha, ahora es el momento de empezar a echar el arroz. Lo incorporáis y lo dejáis rehogarse bien en la salsa, para que se impregne bien del sabor de todos los ingredientes.
  7. Ahora poco a poco vais añadiendo el caldo. En éste arroz, al contrario de la paella o el arroz blanco, tenemos que ir poco a poco incorporando el agua. Inicialmente yo calculo siempre doble de agua que de arroz, pero en el risotto esta regla no suele cumplirse, así que vais echando un pocillo, removéis, cuando se va secando, añadís otro pocillo, removéis.... y así hasta que veis que casi está cocido del todo.
  8. En éste momento si queréis reforzarle el sabor, podéis añadirle mas queso, aunque yo prefiero ponerlo en la mesa, para que cada uno se sirva lo que quiera.
  9. Lo dejáis reposar para que termine de hacerse y lo servís caliente. 
Nota: Yo preparé estas galletinas de Parmesano para adornar el plato. Cogéis papel de horno y lo dobláis en dos, en el medio ponéis un montonín de queso, cerráis el papel, lo ponéis en el microondas con un plato encima haciendo de peso para aplastarlo. A potencia máxima 1 minuto y ya están listas!

Pues espero que disfrutéis de éste arroz. Para mí es el más rico del mundo mundial!