lunes, 14 de octubre de 2013

Albondigas de mi abuela


Por fin os traigo las famosas albóndigas de mi abuela Luz.
Son muy fáciles de hacer, y como llevan queso quedan muy jugosas. Yo las preparo con una salsa de tomate casera, pero os dejo también en los ingredientes el tomate que uso cuando no tengo salsa hecha por mí.

Yo los acompaño de espaguettis, pero están muy buenas con puré de patata. Los espaguettis los veis un poco amarillos porque son de maíz, "sin gluten"

INGREDIENTES
  • 300 grs aprox. de carne picada (yo compro en Mercadona unas bandejas pequeñas que son mitad cerdo-mitad vacuno).
  • Un envase de tacos de jamón serrano
  • Un envase de tiras de bacon
  •  1 cebolleta mediana
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo
  • 2 rebanadas de pan de molde sin la corteza (yo utilizo pan sin gluten y salen muy ricas también)
  • 1 sobre de queso rallado o en polvo (El caserío, especial pasta, o un parmesano si queréis un sabor más fuerte, el que yo uso es uno en polvo especial para pasta, de la marca Lafuente, lo venden en Mercadona, el envase es de 150 grs y utilizo la mitad)
  • Unas cucharadas de leche
  • Perejil
  • Sal de ajo
  • Nuez moscada
  • Aceite
  • Salsa de tomate
 ELABORACIÓN
  1.   Picar en la Moulinex o si tenéis Thermomix, el jamón, el diente de ajo, el perejil, el bacon y la cebolleta. Reservar.
  2. Humedecer ligeramente por las dos caras, las dos rebanadas de pan de molde con un poco de leche.
  3. En un bol amplio, distribuir la carne picada, el queso en polvo, un poco de sal de ajo, el pan de molde, desmenuzado con los dedos, el resultado de la picadora del principio, un poco de nuez moscada (ojito aquí, porque como os paséis saben muchiisimo a nuez moscada, un poco es más o menos 1/4 de una cucharadita de café)., y el huevo. Amasarlo todo con los dedos. Si la masa os queda muy blanda, lo podéis espesar con un poco de pan rallado, y si queda demasiado seca, agregáis otro huevo o un poco de leche.
  4. Dejar reposar la masa en la nevera mas o menos 1 hora.
  5. Hacer las albóndigas del tamaño de pelotas de ping pong, con las manos, previamente humedecidas para que no se os peguen, y las vais friendo en aceite no muy caliente hasta que adquieran un tono ligeramente dorado.
  6. Si tenéis una salsa de tomate casera ya preparada, no ha de estar muy espesa, la echáis en una cacerola amplia y plana, para que contenga las albóndigas y no estén amontonadas, y lo ponéis al fuego suave.
  7.  Según vais sacando del aceite las albóndigas las vais incorporando a la salsa de tomate y las dejáis cocer suave unos 15 minutos para que se integren con el tomate.
NOTAS:
 Si no tenéis salsa de tomate casera,  yo lo que suelo hacer es comprar en Mercadona una salsa de tomate que viene en Tetrabrick, y se llama Tomate frito Estilo Casero con aceite de Oliva, y la mezclo con otro brick pequeño de tomate frito normal.  También lo podéis hacer mezclando el tomate frito normal con una de Fritada o alguna salsa de tomate tipo pisto.

¡Espero que os guste la receta de hoy!