sábado, 7 de septiembre de 2013

SALMON GUISADO CON PATATINAS

Como éstos días por Asturias está empezando ya  a estar fresquito, en mi casa empezamos a tope con los platos de cuchara, además de por el frío, que es cuando apetecen, los peques lo comen muy bien, Alejandro, con su añín recién cumplido, que empieza ahora a comer de todo, no sabéis como se ponía de nervioso con cada cucharada y  a mi marido y a mi nos encantan.
Así que aprovechando los gustos de toda la familia, hoy cociné un guiso de cuchara con salmón.
Tenéis que probar a hacerlo, sobre todo los que tenéis peques en casa, porque es una manera de que coman pescado y un plato muy completo.
Pues nada, aquí os dejo la foto, y si os animáis a hacerlo.... pincháis en Leer Más, y veréis como hacer la receta.
¡Ánimo y ya me contaréis que tal!


INGREDIENTES

  • 450 grs de salmón (una cola suele ser suficiente, le quitáis la piel y las espinas que tenga, seguro que no muchas).
  • 600 grs de patatas
  • 2 tomates
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • Azafrán
  • Sal
  • 1 hojina de laurel
  • Un chorrín de vino blanco
  • 1/2 litro de agua
  • aceite de oliva
PREPARACIOI
  1.  Picáis la cebolla, el ajo y el pimiento verde, y lo ponéis a pochar en una cacelora con un chorrín de aceite. Pasados 5 minutos añadís el tomate en trozos y sin pelar.
  2. Una vez que está bien pochado, unos 15 minutos es suficiente, lo pasáis por la batidora un poco,(yo ni siquiera lo saco a otro recipiente, directamente lo quito del fuego y le meto el brazo de la batidora) sin llegar a hacerlo puré. (Yo lo hago así para que los peques no se encuentren los trozos de cebolla y pimiento y así lo coman mejor).
  3. Ahora, añadimos la hojina de laurel, el vino y el azafrán, y lo dejamos al fuego lento 5 minutos para que evapore el alcohol del vino-
  4. Añadimos el agua y cuando empiece a hervir, incorporamos las patatas peladas y chascadas (es decir, empiezas cortándolas con el cuchillo y el final del corte lo hacer arrancado el trozo de patata. De ésta manera conseguimos que la forma irregular de la patata que hicimos al arrancarla, suelte el almidón de forma gradual y consigamos que el caldo espese de una forma natural, sin necesidad de añadir al guiso almidón, ni fécula ni ningún espesante).
  5. Sazonamos
  6. Cuando veáis que las patatas están tiernas (calcula unos 20-25 minutos, depende del tipo de patata) añadimos el salmón cortado en trocitos pequeños. Lo revolvemos bien y tapamos la cazuela.
  7. Lo apartamos del fuego y lo dejamos reposar 5 minutos para que el pescado se haga con el calor del guiso. 
¡Buen provecho invitados!